¿Cómo germinar semillas?

¿Cómo germinar semillas?

Existen diferentes maneras de germinar semillas de cánnabis, y nos gustaría compartir las que nosotros hemos utilizado:

UNAS CUANTAS COSAS QUE DEBERÍAS SABER

  • La temperatura ideal está entre los 22º C y los 25º C
  • La humedad ideal del aire está entre el 70% y el 90%
  • El medio de crecimiento debe estar húmedo pero no empapado ya que el crecimiento de la planta se ralentizaría
  • La lámpara fluorescente es la más adecuada para la germinación (Lámpara de luz blanca fría código 33)
  • Evita tocar las semillas con las manos
  • En cultivos hidropónicos/lana de roca, el valor de PH ideal es entre 5,8 y 6,2
  • Los mejores resultados se obtienen alternando 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad por día

GERMINADOR PRO

Con el Germinador Pro nunca ha sido tan fácil, rápido y exitoso germinar tus semillas. Solo tendremos que seguir unos sencillos pasos para conseguir que las semillas germinen de la mejor forma posible. Este kit está formado por una placa petri con tapa y algodones, un termostato y una probeta de H2O2.

Abrimos la tapa y añadimos 15ml de agua para empapar los algodones y colocar tus semillas entre ellos. Antes de colocar las semillas tendrás que apretar fuerte el algodón entre las manos y ver como caigan todas las gotas en exceso de agua. Ahora el algodón esta humedecido correctamente sin estar encharcado, el problema principal de que tus semillas no germinen poniéndose negras hasta pudrirse.

Vierte la probeta con el H2O2 por el algodón de arriba y cierra la tapa de la placa. Cada 12 horas, tendremos que echarle un vistazo para comprobar si ya han germinado o si se está secando el algodón.

Tiene un termostato en la tapa que te indicará la temperatura adecuada, que debe estar entre 22-24º para tener éxito. Normalmente en unas 24/48h tendremos nuestras semillas con la pequeña raíz blanca fuera, aunque pueden tardar hasta 2 semanas en algunos casos; si tardan más de dos días pero las semillas mantienen su color y aspecto como el día que la pusimos, entonces es porque tardarán así que hay que esperarse y dejarlas germinar los días que hagan falta.

GERMINACIÓN CON JIFFY

Lo primero que debes hacer es preparar la semilla, aunque no es un paso obligatorio, resulta muy recomendable para acelerar la apertura de la semilla. Sumergir la semilla en un vaso con agua mineral o de ósmosis con pH 6,5 durante 12-24h a una temperatura de + o – 20°C. Este paso debe hacerse en oscuridad, ya que el exceso de luz puede inhibir la germinación. Un armario de la cocina puede reunir las condiciones para guardar el vaso.

El jiffy es turba comprimida por lo que deben prepararse antes de utilizarlos, debes poner las pastillas en un recipiente con agua de calidad, a 20 – 24°C y un pH de 6,5. Puede añadirse al agua un estimulador de raíces o microorganismos que ayudarán en el proceso. En un principio los discos flotan, pero no en apenas 5 – 10 minutos, la pastilla de turba habrá absorbido todo el agua necesaria, alcanzando su tamaño definitivo para ser usado como sustrato de plantación.

Coge con cuidado la semilla sin hacer mucha presión, con unas pinzas o con la mano bien limpia. Se introduce en el taco a una profundidad doble del tamaño de la semilla (medio centímetro o más o menos). Si la raíz ha empezado a asomar la colocaremos de forma que esta quede hacia abajo.

Es conveniente proteger los tacos en un invernadero con ventilación para mantener la humedad alta y que no se sequen en exceso. Si se aprecia que se secan, sumergilos nuevamente en agua unos segundos.

En invernadero o no, el sustrato con la semilla en su interior debe colocarse en un lugar iluminado (bajo unos fluorescentes o tras una ventana) con alta humedad y a una temperatura constante de 20 – 24°C.

Pasados entre 2 y 7 días la semilla estará brotando y cuando se aprecie la raíz asomando por la parte inferior será el momento de trasplantarla a la maceta y sustratos elegidos.

Cuando la plántula haya abierto completamente los cotiledones, se trasplantará en su maceta ajustando la profundidad de tal forma que las primeras hojas reales queden a unos 3 cm por encima del nuevo sustrato.

Regar abundantemente con agua de calidad, a poder ser con un estimulador de raíces y colocar la planta bajo la luz del sol, o bajo la lámpara si su fin es el cultivo interior.

Vigilar durante los primeros días que la humedad se mantenga alta y la temperatura entre los 20 – 24ºC.

GERMINACIÓN EN LANA DE ROCA

El sustrato de lana de roca es un producto el cual será necesario tratar antes de su utilización. Se le deberá de estabilizar el Ph para poder iniciar el cultivo sin percances dado que su PH inicial es bastante alcalino, cercano a 7.

Deberemos de sumergir los slabs durante 24h en una solución nutriente que contenga un PH de 4.5 con unos niveles de EC de 0.5-0.6 ideal para empezar el cultivo desde semillas sin temor a que les falte alimento desde un inicio.

El PH de los slabs al iniciar el cultivo debería de estar en 5.5, si no fuera el caso, deberíamos de sumergir los slabs nuevamente durante unas horas más e ir comprobando el PH hasta que se haya estabilizado.

Un modo sencillo de saber si el slab está estabilizado es regar con agua a PH 5.5 y medir el sobrante del riego con un medidor de PH. Si el sobrante está en PH 5.5 será momento de proceder a plantar las semillas.

La semilla se coge con cuidado, sin hacer mucha presión, con unas pinzas o con la mano bien limpia. Se introduce en el taco a una profundidad doble del tamaño de la semilla (medio centímetro más o menos).

Es conveniente proteger los tacos en un invernadero con ventilación para mantener la humedad alta y que no se sequen en exceso. Si se aprecia que se secan, sumergirlos nuevamente en agua unos segundos.

En invernadero o no,  el sustrato con la semilla en su interior debe colocarse en un lugar iluminado (bajo unos fluorescentes o tras una ventana) con alta humedad y una temperatura constante entre 20 – 24ºC.

Pasados entre 2 y 7 días la semilla estará brotando y cuando se aprecie la raíz asomando por la parte inferior será el momento de trasplantarla a la maceta y sustratos elegidos.

Cuando la plántula haya abierto completamente los cotiledones, se trasplantará en maceta ajustando la profundidad de tal forma que las primeras hojas reales queden a unos 3 cm por encima del nuevo sustrato.

Regar abundantemente con agua de calidad, a poder ser con un estimulador de raíces y colocar la planta bajo la luz del sol, o bajo la lámpara si su fin es el cultivo interior.

Vigilar durante los primeros días que la humedad se mantenga alta y la temperatura entre los 20 – 24ºC.

GERMINACIÓN EN VASO DE AGUA

Coloca las semillas en un vaso o bol lleno de agua a una temperatura de unos 20º C. Al cabo de 3-5 días, deberías observar unas pequeñas puntas blancas, y las semillas deberían abrirse. Estas puntas son el comienzo de las raíces; con mucho cuidado, puedes retirar las semillas del agua cuando las raíces alcancen los 2 o 3 mm. Ahora ya las puedes plantar en la tierra, en un cultivo hidropónico o en cualquier otro medio que prefieras.

Haz un agujero pequeño (5 - 10 mm) y, con cuidado, coloca las semillas germinadas en su nuevo medio. Es importante que no utilices demasiada agua; puedes utilizar una pistola de agua. Asegúrate de que la lámpara fluorescente está muy cerca de la planta; un error muy común es dejar la lámpara demasiado alejada de la planta. Sin embargo, la germinación en agua no produce los mejores resultados posibles.

GERMINACIÓN EN TOALLAS DE PAPEL

Humedece dos capas de toallitas de papel con agua del grifo templada.

Coloca las semillas de cánnabis entre las dos capas y comprueba diariamente si están lo suficientemente húmedas.

En unos cuantos días, las semillas probablemente empezarán a germinar y las podremos mover a un medio diferente, suponiendo que el nuevo medio sea lo bastante húmedo y esté suficientemente iluminado.

GERMINACIÓN DIRECTAMENTE EN TIERRA

La germinación directa en la tierra es una técnica utilizada con mucha frecuencia; no es necesario trasplantar las plantas, y no se estorba a las más frágiles durante el proceso de crecimiento. Para este método, es muy importante utilizar tierra de excelente calidad (consulta con tu tienda local los diferentes tipos de tierra para macetas).

Planta la semilla de cánnabis a 1 cm de profundidad en la tierra.

Cubre el agujero con tierra, sin compactarlo demasiado.

La tierra debe ser ligera para permitir que la planta brote fácilmente.

Las raíces normalmente tienen dificultades en penetrar la tierra sólida, lo que provoca un crecimiento lento de la planta.

Las semillas de cannabis deberían germinar bajo tierra y salir al cabo de 4-10 días.

Con este método, también es importante colocarlas en un entorno húmedo y ventilado, con una temperatura correcta.

Publicado el 06/05/2018 por The Green Kush Consejos 0 745

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.

Archivos del blog

Últimos comentarios

Sin comentarios

Buscar en el blog

Comparar 0
Ant.
Sig.